Con los controles de acceso, se garantiza la seguridad de los recintos, permitiendo solamente el paso a vehículos y personal autorizado.

Existen diversas configuraciones posibles, dependiendo de las necesidades particulares en cada caso.

Control de acceso peatonal de tipo molinete.

Control de acceso peatonal de tipo torno.

Control de acceso con sistema de doble barrera.