Mantenimiento doméstico

El mantenimiento normativo y periódico es fundamenta y obligatorio para este tipo de cierres.

Para que resulte más sencillo cumplir con este requisito, ofrecemos a nuestros clientes la oportunidad de descargar esta responsabilidad en nuestra empresa. Nos encargamos de llevar un control de revisiones, de acuerdo a la normativa de seguridad vigente.

El contrato incluye, entre otras cuestiones, la revisión de los componentes y atuomatismos, el engrase general y los ajustes, la mano de obra y el desplazamiento del técnico.

Disponemos además, de una póliza de responsabilidad civil, que cubre posibles daños o accidentes que puedan ser causados por nuestro personal.

Puedes contratar este servicio incluso si la puerta no ha sido fabricada e instalada por nosotros, además, si es necesario, estamos capacitados para certificar instalaciones de otros fabricantes.

Mantenimiento industrial

Cada empresa tiene sus propias necesidades en cuanto a mantenimiento. Por este motivo, previendo la diversidad de requerimientos específicos en cada caso:

Ofrecemos asesoramiento personalizado

Elaboramos presupuestos acordes con el tipo de instalación.

Adecuamos la periodicidad del servicio y las cuotas.